Consejos Infalibles para Hacer Excelentes Fotos a Tus Productos

La imagen de un producto influye directamente en las ventas. La forma que tiene, las sensaciones que transmite y la exactitud de la foto puede determinar si un cliente concreta, o no, la compra.

La digitalización del comercio ha hecho que las tiendas de productos (E incluso los servicios) deban tener una galería online llena de fotografías mostrando todo lo que ofrecen. Incluso, los empaques de los productos son más atractivos si cuentan con una fotografía de lo que tienen dentro.

Cuando no se pueden tocar ni ver un producto, las fotografías son bastante útiles. En las mismas tiendas, estando en físico, a veces es más útil y practica una fotografía ya que no se puede sacar el producto de su empaque o hay que importarlo.  Una buena foto atrae la atención de los usuarios, les hace imaginarse utilizando ese producto y les genera confianza en la empresa. La fotografía de productos se encarga exclusivamente de lograr excelentes resultados que potencien las ventas de la empresa.

¿Sabes cómo lograr una buena técnica de fotoproducto?

6 Consejos para Hacer fotos Profesionales de Productos

Un buen fondo ya hace la mitad del camino

La fotografía de producto debe darle protagonismo, precisamente, al producto en cuestión. El fondo es un elemento clave que determinará el grado de atención que le den a la foto. Los fondos blancos son los más recomendados, en especial para fotografías de catálogo, le dan un gran protagonismo al producto y ayuda a detallarlo mejor. Incluso, te hace más fácil la edición.

Por su parte, los fondos de colores siguen siendo una opción pero debes estar atento a que no le reste protagonismo al producto. Incluso, si puedes, difumina los objetos que estén detrás o elige un color que no opaque al sujete principal. Estos fondos encajan muy bien en un álbum de fotos grande ya que muestran al producto de forma dinámica.

El formato de la foto

Esta es una decisión enteramente del fotógrafo. El formato de una fotoproducto depende también del uso que se le vaya a dar posteriormente. Lo ideal es que puedas manejar programas de edición con los que puedas jugar con los formatos.

En el caso de las redes sociales, el formato cuadrado es el ideal pero, para catálogos y menús, esto puede variar un poco. Antes de comenzar a tomar las fotos, es preferible que tengas asegurado el uso que se las va a dar para saber que formato utilizar.

Un trípode

La fotografía de productos requiere paciencia. Conseguir la fotografía perfecta requiere de estabilidad y un trípode es tu mejor aliado para esto. Los trípodes te ayudan a evitar movimientos indeseados y también garantizan que las fotos tengan el mismo encuadre y nivel de visión para quien observa. Mientras más parecidas sean las fotos de los productos de una misma marca, mejor porque así tienen un mismo estilo que los identifica.

En caso de que debas hacer fotos desde varios ángulos, puedes intentar utilizando bancos en donde puedas sentarte. Así no estas siempre de pie y evitas que el cansancio haga que tus brazos no se mantengan al mismo nivel.

La Iluminación es Clave

Una buena iluminación para las fotografías de producto es clave para conseguir un buen resultado. La luz natural le da mejor iluminación a la fotografía de productos pero es difícil de controlar y mantener estable. Dentro de una jornada de fotoproducto, puede atrasar el trabajo. Por otro lado, la luz artificial es mucho más fácil de controlar y te garantiza uniformidad en todas las fotos que hagas para una misma marca. Es perfecta para utilizarla en catálogos de productos y también para crear una misma línea gráfica. Puedes ajustarla como desees y elegir entre la luz cálida, fría o neutra. Las fotografías bien iluminadas, encajan perfecto en un álbum de fotos elegante, dan la sensación de catálogos exclusivos

La Posición del Producto

Esto es algo que decide la empresa de la marca. Al ser fotos de catálogo, colocar los productos en el centro es la mejor opción. En caso de que deseen intentar algo nuevo, puede que quieran probar moviendo un poco los productos de lugar y colocándolos en los puntos fuertes de la rejilla.

Aun así, colocar los productos en el centro es lo más recomendable ya que te da mayor rango de manejo al momento de usar las fotos.

Retoca las imágenes

Incluso los buenos fotógrafos deben retocar sus fotos. En especial si son de productos. Las sombras pueden no jugar a tu favor y quizás debas eliminarlas un poco. También, puedes agregarle más brillo al producto para que resalte mucho más.